Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos

    Licencias comerciales en Madrid

    Participa en un club local: ¿quieres contactar con anfitriones de tu zona para recibir consejos y sugerencias? ¡Es muy fácil! Súmate al grupo oficial de tu comunidad en Facebook.

    Estas páginas informativas pueden servirte como punto de partida para conocer algunos requisitos de registro y determinadas leyes que podrían aplicarse a las experiencias que ofreces en Airbnb. Además, en estos artículos se incluyen resúmenes de algunas de las normas que se podrían aplicar a diferentes tipos de actividades, así como enlaces a recursos del Gobierno que pueden resultarte útiles.

    Ten en cuenta que estas páginas no contienen toda la información disponible acerca de este tema y que no constituyen ningún tipo de asesoramiento legal. Si tienes dudas sobre cómo podrían aplicarse las leyes locales o esta información en tu caso o a tu experiencia, te recomendamos que consultes fuentes oficiales o que busques asesoramiento legal.

    Dado que no actualizamos esta información en tiempo real, te recomendamos que compruebes que la normativa o los procedimientos no han cambiado recientemente.*

    ¿Necesito una licencia comercial?

    Que tu experiencia se considere o no una actividad comercial dependerá de tu situación en particular. En principio, necesitas una licencia comercial si llevas a cabo de manera regular una actividad con fines de lucro organizada. Los anfitriones que quieran saber cómo obtener una licencia comercial encontrarán información en este enlace del Ayuntamiento de Madrid.

    Ejemplos de actividades que podrían considerarse comerciales:

    • Te dedicas a la cocina de manera profesional y te ganas la vida organizando cenas pop-up en distintos lugares privados.
    • No te dedicas a la cocina de manera profesional, pero te apasiona la gastronomía de tu zona. Ofreces experiencias que incluyen clases de cocina, tours guiados en el lugar donde vives, y visitas a tiendas y a los establecimientos que más te gustan. Te dedicas a esta actividad de manera regular y obtienes algunos ingresos con ella o bien es la manera en que te ganas la vida.
    • Te dedicas a la enseñanza del yoga de manera profesional y tienes tu propio estudio. Quieres ofrecer clases por tu cuenta y con algunos de los maravillosos yoguis de tu comunidad.

    Ejemplos de actividades que podrían no considerarse comerciales:

    • Quieres ofrecer una experiencia una sola vez o en momentos puntuales del año. La actividad estaría relacionada principalmente con eventos locales a los que te gusta asistir con algunos amigos que son organizadores y artistas. Tus ingresos no dependerían de esta experiencia, ya que te dedicas al diseño gráfico de forma autónoma.
    • Enseñas yoga de manera profesional y te ganas la vida impartiendo clases en distintos lugares. En tu tiempo libre, te gusta cocinar platos vegetarianos y saludables, y te encanta compartir este tipo de alimentación con otras personas. Quieres ofrecer experiencias una o dos veces al año para compartir lo que sabes sobre la saludable comida vegetariana y vegana que se ofrece en los mercados locales de alimentos orgánicos.

    ¿Qué figura legal puedo escoger para realizar una actividad comercial?

    Los anfitriones que quieran iniciar una actividad comercial tienen a su disposición distintas figuras legales. Por ejemplo, podrías darte de alta como autónomo. También tienes la opción de constituir una sociedad; en ese caso, el Gobierno español te pedirá que presentes una escritura de constitución firmada ante notario, que inscribas la entidad en el registro mercantil correspondiente, que solicites un número de identificación fiscal a efectos del IVA a la Agencia Estatal de Administración Tributaria y que te inscribas en las oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social.

    Ten en cuenta que, dependiendo de tu situación particular, la figura legal que elijas determinará el tipo de formularios de registro, certificados, normativas fiscales y políticas relativas a la Seguridad Social que se aplicarán en tu caso. El Gobierno español explica los pasos que se deben seguir para cada una de las figuras legales en las páginas de la Agencia Estatal de Administración Tributaria y la Tesorería General de la Seguridad Social. En algunos casos, también podría ser obligatorio presentar una declaración responsable ante el Ayuntamiento de Madrid antes de iniciar la actividad.

    Los anfitriones que quieran obtener información adicional acerca de las diferentes figuras legales a las que pueden optar, y de lo que estas conllevan, pueden visitar las siguientes páginas: infoautónomos, CEEI y creacióndeempresas. Si no tienes claro cómo se aplican las normativas locales o esta información en tu caso, te recomendamos que consultes a las autoridades competentes de tu zona o que solicites asesoramiento jurídico o fiscal a un profesional local.

    ¿Qué otras cuestiones debo tener en cuenta a la hora de realizar mi actividad comercial y tratar con los consumidores?

    En España existe una legislación bastante estricta en materia de protección de los consumidores que regula la relación comercial entre estos últimos y las empresas. La legislación prohíbe cualquier comportamiento que induzca a error a los consumidores. Los anfitriones deben poner a disposición de los participantes, de forma transparente e inteligible, toda la información que deban conocer para poder tomar decisiones fundamentadas sobre sus servicios (características principales de la actividad, precios, términos y condiciones especiales, etc.). Tanto si funcionan como una empresa como si no, los anfitriones siempre deben transmitir esta información de forma clara, transparente y veraz al tratar con los participantes. Además de ser de obligado cumplimiento, este tipo de comportamientos se consideran buenas prácticas comerciales y, por lo general, permitirán que los participantes disfruten mucho más de la experiencia. Las disposiciones de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios pueden consultarse en esta página y en esta otra. También puedes encontrar información útil en la página de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).

    ¿Hay algo más que deba tener en cuenta?

    Sí. Dependiendo del tipo de actividad que vayas a ofrecer, es posible que necesites inscribirte en un registro, obtener una licencia o seguir normas específicas relacionadas con dicha actividad. Nuestra sección sobre las normas y los requisitos relativos a las licencias hace referencia a las actividades más habituales, pero no las incluye todas. Además, te recomendamos que averigües qué normativas fiscales y relativas a la Seguridad Social se aplican en tu caso, que contrates un seguro que cubra todas las actividades que vayas a ofrecer y que tengas en cuenta cualquier tipo de limitación urbanística que pueda afectarte. Para obtener esta información, puedes consultar a las autoridades competentes o solicitar asesoramiento jurídico o fiscal a un profesional de tu zona.

    * Airbnb no se hace responsable de la fiabilidad o veracidad de la información que figura en los sitios web externos enlazados (incluidos los enlaces a páginas con documentos legislativos o normativos).

    ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?