Omite el contenido
    Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos

    ¿Qué pasa si tengo que cancelar una reservación debido a un problema con el alojamiento o el anfitrión?

    Si surge algo inesperado durante tu estadía, generalmente es una buena idea intentar hablar con tu anfitrión. La mayoría de los anfitriones prefieren resolver rápidamente cualquier problema buscando una solución, ofreciendo un reembolso parcial o ambos. Puedes enviarle un mensaje al anfitrión desde tus Mensajes.

    Si llegan a un acuerdo que implique un reembolso, tú y tu anfitrión pueden usar el Centro de resoluciones para enviar y recibir dinero. Si tu anfitrión cancela tu reservación, siempre recibirás un reembolso completo, incluidas todas las tarifas e impuestos.

    Pero si tu anfitrión no puede o no quiere ayudar, es posible que tengas derecho a un reembolso completo según nuestra Política de reembolso al huésped si contactas a Airbnb dentro de las 24 horas posteriores de que surja el problema.

    Contratiempos de viaje que reúnen los requisitos para un reclamo según la Política de reembolso al huésped

    La Política de reembolso al huésped tiene detalles adicionales, pero aquí tienes una descripción general de lo que está cubierto:

    • No hay acceso al alojamiento, por ejemplo si el anfitrión proporciona el código de caja de seguridad incorrecto y no se puede contactar con él, o si cambia tu reservación a otro alojamiento sin tu consentimiento.
    • El espacio no es seguro o no está limpio a la llegada, por ejemplo, sábanas sucias, alimañas o insectos peligrosos, o riesgos para la seguridad o la salud.
    • Los servicios principales faltan o no funcionan, por ejemplo, la cocina está en construcción, la piscina está en mal estado durante los meses de verano, o la chimenea no funciona durante el invierno.
    • El lugar no es como se describió en la descripción del anuncio, por ejemplo, el número de habitaciones o camas es diferente, o faltan características de accesibilidad.

    Envía tu reclamo en un plazo de 24 horas.

    Si se presenta un contratiempo de viaje como uno de los anteriores en cualquier momento:

    1. Reúne evidencia: Si es posible, toma fotos o videos para documentar problemas como sábanas sucias o códigos de acceso incorrectos
    2. Comunícate con nosotros: Envía un mensaje o llama a Airbnb dentro de las 24 horas de notar el contratiempo de viaje y compártenos tus fotos o videos
    3. Permanece disponible: tendremos que hacer un seguimiento de los próximos pasos específicos para tu caso.
    ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?
    Artículos relacionados